Diferencias entre una boleta de honorarios y una boleta de servicios.

Diferencias entre una boleta de honorarios y una boleta de servicios.

Cuando eres una persona que presta sus servicios laborales a destajo y/o de forma independiente puede ser común para ti escuchar de las muy mencionadas boletas de honorarios y las boletas de servicios.

Por lo mismo, puede ser muy común que tengas confusiones sobre dichas boletas y no sepas cual de ella utilizar o peor aún crees que puedes utilizar cualquiera de las dos, y es que cada una tiene ciertas condiciones de quien puede emitirlas y ciertas diferencias la una de la otra, aquí intentaremos aclararte el tema.

¿Qué documentación se le debe emitir a un cliente, si no se cuenta con boleta de Honorarios?

Si un trabajador no posee boletas de honorarios y debe emitirse un documento ante un cliente por la ejecución de servicio personal, debe cuidar de que sea dicho cliente el que haga la emisión del documento, el que se denomina como Boleta de Prestación de Servicios de Terceros.

Para normalizar esta nueva situación, el trabajador deberá mostrar ante el SII el “Formulario 4415 de Inscripción al Rol Único Tributario y/o Declaración de Inicio de Actividades”, el cual le permite timbrar la boleta de honorarios, de esta manera, será el mismo trabajador que presta el servicio quien deba emitir su documento tributario y no el cliente que recibe tal servicio.

¿Cómo se emite este tipo de boletas de servicios?

La emisión esta boleta podrá ser efectuada mediante dos opciones, aquí te enseñamos como emitirla, que deben ser utilizadas de acuerdo a la necesidad y al volumen de emisión del contribuyente:

  • Emisor individual: Emite el documento uno por uno.
  • Emisor masivo: Opera con autorización que otorga el SII mediante resolución, tal manera de emisión está contemplada para aquel contribuyente que de forma mensual recibe servicio de cierta cantidad de personas distintas, cuya remuneración está documentada con boletas de prestación de servicios de terceros.

El trámite en línea cuenta también, con distintas opciones que facilitan su ejecución:

  • Emitir BTE por contribuyente.
  • Consulta de BTE recibidas.
  • Consulta de BTE emitidas.
  • Anulación de BTE.

Diferencias entre una boleta de honorarios y una boleta de servicios.

¿Qué requisitos debe cumplir la boleta de servicios?

Los requisitos necesarios de una boleta de servicios son las siguientes:

  • Dicha boleta deberá ser emitida conforme a la Resolución Nº 551, publicada el 29 de mayo de 1975.
  • La boleta deberá tener impreso: nombre / razón Social de la persona que emite, Rut, domicilio (tanto principal como de sucursales), giros o actividades.
  • Debe esta previamente timbrada en el SII con Numeración Única Nacional.
  • Es necesarios que sea emitida en duplicado: la copia es para el que presta el servicio y original para el que emite, es decir, el beneficiario de dicho servicio.
  • El ejemplar extra o voluntario debe tener impresa una leyenda que diga lo siguiente: “COPIA NO VÁLIDA PARA EFECTOS TRIBUTARIOS”.
  • Debe tener señalada la fecha en que se emite.
  • Nombre completo, domicilio y número de Rol Único Tributario de la persona que presta el servicio.
  • Es importante también que la boleta señale la naturaleza del servicio, precio unitario y monto de la operación.

El impuesto del 10% “retenido” pertenece al Impuesto de 2° Categoría de la Ley sobre Impuesto a la Renta, así pues, deberá ser declarado por la empresa encargada de la retención.

No recae la emisión de boleta de servicio de tercero cuando el que presta el servicio es un contribuyente de la 1° Categoría (pequeña industria, taller artesanal, etc.), en este caso el mismo prestador del servicio deberá emitir la factura afecta a IVA.

¿En qué se diferencia la boleta de honorarios de la factura electrónica?

¿En qué se diferencia la boleta de honorarios de la factura electrónica?

Según lo que nos dice el SII, la boleta de honorarios es una documentación que se emite por el ingreso que se produce a causa de la prestación de un servicio profesional. Te explicamos en detalles las como hacer una boleta de honorarios

Por lo tanto, este tipo de documentación debe ser emitida por aquel profesional que realice una actividad independiente que genere un lucro (y que comprenda actividades de grado 2 según la ley), además de Sociedad de profesionales, director consejero de Sociedad Anónima y auxiliar de la administración de justicia.

En cambio, las facturas electrónicas son unos documentos digitales, que se validan de forma legal, y sirven como modo de respaldo en la operación comercial entre contribuyentes, Y a pesar estos dos documentos suelen ser confundidos por sus nombres, si hay diferencias entre los mismos.

Por ejemplo, la factura y boleta electrónica entra en la 1ª categoría de la Ley de Renta que se relaciona con la renta del capital y empresa comercial, industrial, minera y otras. Al contrario, la boleta de honorarios corresponde a la 2ª categoría (renta del trabajo). 

¿Cuáles son las diferencias entre un contrato laboral y uno por honorarios?

Debes entender las diferencias un contrato de trabajo y uno por honorarios, y es que en el artículo 7 del Código del Trabajo se define el contrato como un convenio en el que empleador y trabajador están comprometidos mutuamente, donde el empleado le presta su servicios bajo dependencia y subordinación, a esto, el empleador responderá por dichos servicios con remuneración determinada y de forma periódica.

Por el contrario, el trabajo por honorarios es un convenio donde la persona realiza la prestación de servicios de forma independiente por tiempo determinado, el cliente que recibirá dicho servicio deberá pagar cierto monto determinado por la adquisición del mismo.

¿Qué gestiones se necesitan en empresas que tiene un trabajador por honorarios?

Hay que recordar que los trabajadores por honorarios no están regidos por el Código del Trabajo, así pues no les corresponden los derechos que dicho reglamento estima, pero sí hay ciertas gestiones que se necesita realizar si en tu empresa deciden contratar a dicha modalidad.

Debe auditarse que el trabajador haga sus boletas en el lapso establecido, es decir, cuando se percibe la respectiva remuneración, además de esto, la empresa tiene que declarar la retención de una boleta al Fisco dentro de los 12 primero días del siguiente mes del pago.

Algo que debes tener en consideración es que, al no existir una relación de subordinación, su servicio no lo prestará exclusivamente a ti, ya que el trabajador puede “boletear” para muchos clientes a la vez.